Entrevista con José Pérez - Atención Primaria Vallcarca-Sant Gervasi

¿Cómo hemos vivido la irrupción de la Covid-19 en el CAP? III

La irrupción de la Covid-19 cambió nuestras vidas y la forma en la que trabajamos. Para conocer mejor la experiencia de los compañeros del centro de atención primaria y como reconocimiento a su esfuerzo, hemos entrevistado a una persona de cada estamento.

Esta es la entrevista con el enfermero y coordinador de Pediatría José Pérez. Esta conversación tuvo lugar a mediados de julio del 2020.

¿Cómo cambió la irrupción de la Covid-19 la manera de ejercer tu profesión?

JP: Al principio era situación nueva, con mucha incertidumbre, cada día el escenario cambiaba. Lo que planificabas, al día siguiente ya no servía y tenías que hacerlo de otra forma.

¿Qué fue lo más difícil para ti durante aquel periodo?

JP: Una de las cosas más difíciles era compaginar la vida profesional y personal. Nosotros teníamos la suerte de poder salir a trabajar, a ayudar y esto minimizaba el tiempo de estar en casa. Pero después en casa hacías de padre, de profesor, tenías que ir a comprar a una hora determinada, cuidar a la familia, no verlos… Era siempre el mismo, como el día de la marmota, sin las cosas que hacías normalmente en el tiempo de ocio y que te permitan desconectar. Eso desgasta mucho.

¿Y durante el desconfinamiento y la nueva normalidad?

JP: Ahora todavía hay miedo. Parece que hay un poco de pausa, pero vemos que la gente se ha relajado. Y es cierto que todos necesitemos vacaciones y no pensar en la Covid-19 ni en los webinars ni cosas de estas… Lo hemos pasado mal y nos hemos desgastado y vemos que cuando vuelva el frío y las enfermedades del invierno nos volveremos a desgastar. Será muy duro.

¿Cómo has vivido estos meses, qué te ha ayudado más?

JP: Al principio, los cambios constantes generaban una sensación de inseguridad y de ir parcheando. Pero creo que el equipo que lo ha hecho muy bien. Hemos trabajado mucho. Ahora, la dinámica de cada día ha cambiado. Lo tenemos todo más controlado y planificado y eso ayuda.

El contacto telefónico nos ha ayudado mucho para apoyar durante el confinamiento.

Todo ello nos ha ayudado a poner de relieve nuestra tarea, sentirnos valorados y esto nos ha ayudado a llevarlo mejor. Y hace falta que esto se mantenga.

La gente nos ha hecho donaciones de mascarillas, pantallas y esto ha estado muy positivo.

¿Qué te habría ayudado y has echado de menos?

JP: Que [el liderazgo en la gestión de la epidemia] hubiera recaído más en la atención primaria al principio y no tanto desde los hospitales.

¿Qué querrías explicar en la población de cara en otoño?

JP: Seguir teniendo respeto al virus, no bajar la guardia, seguir las recomendaciones que da Salud, Salud Pública, el CAP: mascarilla, distancia, higiene de manos. Y sobre todo, vacunación de la gripe y prevención. Ser realistas para no volver al mismo. Se ha aplaudido mucho a los sanitarios, pero parece que eso ya se haya olvidado, hay que seguir mostrando el compromiso de manera diaria. Los sanitarios estamos cansados. Parece que solo tengan presente la gravedad de la situación aquellas personas que han tenido un caso grave a su alrededor.

Todos queremos playa y vacaciones, pero hay que hacerlo con responsabilidad. Seguramente, nos tocará convivir con este virus durante años, hay que hacerlo bien.

 

Author Info

AprimariaVSG