Combatir la alergia al polvo

Los ácaros del polvo son unos microorganismos muy pequeños, de 0,2 milímetros, que se instala en nuestras casas. No pican ni transmiten ningún tipo de enfermedad, pero suponen un problema para las personas que les tienen alergia

Los podemos encontrar sobre todo en los dormitorios, ya que acostumbran estar en colchones, alfombras, ropa… Les van especialmente bien los ambientes húmedos y, a pesar de que los podemos encontrar durante todo el año, predominan en la primavera y el otoño

Delante de la hipersensibilidad que puede generar una alergia a los ácaros, es necesaria la atención médica para poder tratarla. Sin embargo, siempre podemos seguir una serie de precauciones que nos ayudarán a combatir estos parásitos. 

 

En casa

  • Tengamos un ambiente luminoso, ya que la luz del sol mata a los ácaros. 
  • Lavemos las cortinas habitualmente. 
  • Ventilemos el hogar media hora al día como mínimo. 
  • Limpiemos la casa regularmente con el aspirador. 
  • Mantengamos una humedad media. 
  • Si hay personas alérgicas, se recomienda no tener alfombras ni moquetas en casa. Si no hay, podemos tener, pero tienen que aspirarse a menudo. 

En el dormitorio

  • Lavemos habitualmente mantas, sábanas y edredones. 
  • Se recomienda un colchón sintético y, si puede ser, con una funda antiácaros. 
  • Ventilemos la habitación una vez al día. 
  • Evitemos la presencia de animales domésticos en la habitación: podem favorecer la presencia de ácaros.  
  • Al usar ropa que hace tiempo que está guardada en el armario, hay que airearla bien o, incluso, lavarla antes de ponérnosla.

Author Info

AprimariaVSG